EL EXILIO CHILENO EN EL MADRID

El 11 de septiembre de 1973 estalla el golpe de Estado en Chile, unos días más tarde comienzan a llegar los primero exiliados a México, entre los cuales había un número importante de menores en edad escolar. El Colegio Madrid inmediatamente abrió sus puertas para escolarizar a los recién llegados. Se les realizó un examen de suficiencia a los refugiados que no tenían certificados de estudios para poder ubicarlos en el grado escolar correspondiente. El Colegio se hizo cargo de todos los trámites ante la SEP, así como de los gastos generados por estos. Los nuevos alumnos fueron becados por la institución educativa y se les entregó gratuitamente uniformes y útiles escolares, así como el lunch que comían durante el recreo preparado por las madres de familia. La comunidad en su totalidad se movilizó para darle a estos niños todo lo que necesitaban. Las maestras y madres de familia recolectaban ropa y juguetes.

 

La mayoría de los profesores que integraban el plantel eran refugiados republicanos o los hijos de estos, por lo que sabían muy bien por lo que estaban pasando los nuevos exiliados a la llegada a un país desconocido. Los empleados del Colegio se volcaron en integrar a los recién llegado a su nueva escuela y a su nueva realidad. En muchos casos no fue nada fácil, aunque los niños no habían sufrido una guerra ni tampoco los campos de concentración como los fundadores de la institución educativa, muchos tenían a algún familiar cercano preso, muerto o desaparecido, así que psicológicamente estaban muy afectados. El Colegio no sólo tuvo que hacer frente a la integración académica si no que también lo hizo en la integración social, convirtiéndose en una extensión de la familia.

 

 

 

 

HIMNO DEL COLEGIO

EL EXILIO CHILENO

CALLE PUENTE No. 224 COL. EXHACIENDA SAN JUAN DE DIOS C.P. 14387 MÉXICO, D.F.

CONMUTADOR 5673 2347, 5673 1359, 5673 2060, 5673 3459, 5673 2678, 9172 1500, FAX 5673 1826

COLEGIO MADRID A.C.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

SITIO DISEÑADO POR  IKONOADSTUDIO S.C.