OBJETOS DE MEMORIA

1. BANDERA REPUBLICANA DE LA BATALLA DEL EBRO

Esta bandera fue donada al Colegio. La institución la considera una reliquia de la gran gesta que fue la batalla del Ebro, una de las más importantes de la guerra civil.

 

La bandera como un símbolo, indica pertenencia e identidad, es la representación de todos los ideales que defendieron los españoles republicanos españoles y que dan lugar a los principios del Colegio Madrid.

2. Busto del General Lázaro Cárdenas

La gratitud del Colegio Madrid hacia el General Lázaro Cárdenas es inconmensurable, en todos los aniversarios de la Instauración de la II República se le recuerda. En su honor el Colegio encargó un busto realizado en bronce al escultor Julián Martínez Soros, “un niño de Morelia”. La fundición la realiza Moisés del Águila.

 

El busto fue develado el 27 de abril de 1972 en homenaje y reconocimiento de los republicanos españoles al gran revolucionario mexicano. La ceremonia la presidieron el Dr. Francisco Giral, Presidente del Patronato o Comité Técnico del Colegio y Doña Amalia Solórzano viuda de Cárdenas.

 

El busto nos recuerda que el General Cárdenas está en la memoria individual y colectiva tanto de los integrantes de la comunidad descendientes del exilio, como de los mexicanos que le deben a su presidente la modernización educativa e industrial de su país y su expropiación petrolera. Es una figura que amalgama a mexicanos y españoles y constituye parte de la identidad del Colegio Madrid.

 

3. Mural “Identidad y Futuro”

En enero de 1985, el Colegio le encarga al pintor canadiense Arnold Belkin un mural que ejemplifique la identidad y el futuro del Colegio. Se inaugura el 27 de enero de 1987. Este mural deja testimonio de la historia pasada y presente, en él se encuentra el drama de la injusticia, la muerte y el exilio, así como los anhelos de conocimiento y de paz. Se ubica en una pared interior de la unidad cultural.

 

Historia del mural

4. “FUSIÓN

Se inaugura en septiembre de 2004 por el aniversario de los 25 años del Colegio en Tlalpan, en la placa conmemorativa dice: “Caracol mexicano, madroño español, la ciudad de Madrid, su resistencia al fascismo, la ciudad de México, su bienaventurada solidaridad, fusión de los raigambres de su humanismo”.

 

El complejo está formado por un árbol de madroño que representa a la ciudad de Madrid y una base de piedra que simboliza a un caracol, que significa el movimiento en la permanencia. La concha helicoidal del caracol terrestre o marino constituye un glifo universal de temporalidad y de la existencia del ser a través de las fluctuaciones del cambio. Entre los aztecas el caracol significaba la concepción.

 

El madroño aparece en el escudo del Colegio Madrid junto a un oso rampante como recuerdo de la ciudad de Madrid. El conjunto fue diseñado por la pintora mexicana Rosa Ma. Vargas, profesora de artes plásticas del Colegio por más de 35 años y de su hijo, ex alumno del Colegio, el arquitecto Eric Trejo Vargas. Este objeto de memoria, como dice su nombre, simboliza la fusión de las dos culturas en el Colegio Madrid.

 

 

5. LEYENDO

Esta escultura en bronce representa a dos niños del Colegio leyendo el Quijote, como máxima representación de la literatura española.

 

En este libro se encuentran todos los ideales de los hidalgos españoles, que todavía llevan en su corazón muchos ciudadanos del mundo y que para un Colegio con el origen que tuvo el Madrid, es un referente como objeto de memoria y de identidad        de los valores humanos universales. Proyecto de Teresa Esteban, Coordinación de la Palabra Escrita, 2005.

 

 

 

6. Mapa de Castilla La Mancha y las salidas de D. Quijote

El mapa de La Mancha en donde se marcan las salidas del Quijote, se encuentra debajo de las escaleras de la Dirección General. Es un objeto de memoria que hace que recordemos el lugar en donde el ingenioso hidalgo desarrolló sus proezas.  Ahí las maestras de primaria y secundaria dan clase sobre “El Quijote”. Proyecto de Teresa Esteban, Coordinación de la Palabra Escrita, 2005.

 

 

 

7. En un lugar de la Mancha…

Este mosaico, es la reproducción de uno de los azulejos decorados ubicados en la Glorieta de Cervantes en el Parque de Ma. Luisa en Sevilla, que detallan de manera visual la famosa novela “Don Quijote de la Mancha”. Complementa a los otros objetos de memoria que se refieren al libro más representativo de la literatura española.  Proyecto de Teresa Esteban, Coordinación de la Palabra Escrita, 2005.

 

 

 

8. Jardín Federico García Lorca

Se inaugura para conmemorar los 100 años de su natalicio el 5 de junio de 1998, es un pequeño jardín con un balcón y bancos de hierro forjado además de varios mosaicos; uno de ellos representa una poesía manuscrita del poeta. La significación de este objeto de memoria es doble, ya que nos recuerda al mismo tiempo su origen español y los ideales republicanos que le costaron la vida al poeta. Proyecto de Teresa Esteban, Coordinación de la Palabra Escrita, 1998.

Conoce más...

9. Mural “La palabra”.

Fue diseñado y realizado en 2007 por cuatro alumnas del último año de bachillerato (CCH), que quisieron dejar un testimonio de lo que el Colegio significaba para ellas.

 

Está realizado con mosaico tipo veneciano, entre sus elementos destacan un árbol que las ancla y protege, plantas, flores y mariposas que representan el entorno del Colegio.

Una bicicleta, una cometa, un avioncito de papel, un niño en patineta, una bicicleta, un glifo de la palabra, una silaba y un pájaro entre otros símbolos.

En un mosaico al lado del mural las alumnas Andrea Caram, Magalí Casanova, Fernanda López y Mónica Velásquez, dejaron el siguiente pensamiento:

 

“La palabra”

La memoria en sus raíces

La unidad en su madera

Los andares entre rama

Y en el viento”

 

Proyecto coordinado por Laura Gilabert, Profesora de Diseño Gráfico.

 

10. Árbol conmemorativo de los 70 años del Colegio Madrid.

Es un árbol que simboliza el origen español producto de la injusticia y de la intolerancia, que nos hizo demostrar nuestra fuerza y templanza para comenzar de nuevo. Por la parte mexicana, es un árbol que simboliza nuestra generosidad para acoger a un pueblo y hacerlo parte de nosotros mismos.

 

En sus raíces, aparecen los nombres de Argentina, Chile, España, México y Uruguay. Los nombres de España y México están en letras ligeramente más grandes, puesto que fueron los países que dieron origen al Colegio, primero los exiliados republicanos españoles en 1941 y después México por ser el país que los recibió. Los exilados chilenos llegaron en 1973 y los argentinos y uruguayos en 1976. El tronco está constituido por el nombre del Colegio y en su copa, en lugar de hojas, tiene los años de las diferentes generaciones que han egresado del mismo, destacándose los años que marcan las décadas y el año de 1979, que fue cuando el Colegio se cambió a las instalaciones de Tlalpan.

 

Este árbol, es símbolo de la solidaridad hacia aquellos que sufrieron lo mismo que nosotros, emblema de nuestro agradecimiento a quien nos dio mucho más que una mano a través de tierra, cobijo e identidad.

Un árbol que significa nuestra identidad porque al final todos somos uno: COLEGIO MADRID.

 

Diseño de Adriana Esteve, Unidad de Producción Gráfica, 2011.

 

 

 

 

 

CALLE PUENTE No. 224 COL. EXHACIENDA SAN JUAN DE DIOS C.P. 14387 MÉXICO, D.F.

CONMUTADOR 5673 2347, 5673 1359, 5673 2060, 5673 3459, 5673 2678, 9172 1500, FAX 5673 1826

COLEGIO MADRID A.C.

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

SITIO DISEÑADO POR  IKONOADSTUDIO S.C.